Mesarevuelta.com.mx
Lunes, 18 Marzo 2019 17:13

La utopía derrumbada del Dr. Atl

Cuauhtémoc Medina rescata la historia de un proyecto frustrado: una ciudad utópica en la que artistas, intelectuales y científicos del mundo desarrollarían sus ideas sin presiones políticas

 

FUENTES:EXCELSIOR.COM.MX

CIUDAD DE MÉXICO.

Un lugar inmerso en un paisaje excepcional, donde los artistas, intelectuales y científicos de todo el mundo hallarían refugio para desarrollar sus ideas sin presiones políticas. Así imaginaba el pintor Gerardo Murillo (1875-1964), Dr. Atl, la ciudad con la que soñó toda su vida: Olinka.

Esta urbe utópica tendría un Templo de la Sabiduría, un Edificio de Ciencias Exactas, un Templo al Hombre, el Parque de las Naciones, un Templo a la Mujer, el Centro de las Religiones, un Templo a Lo Que Es y el Centro de la Conquista del Espacio, entre otros sitios como puentes y ágoras.

Era un espacio de privilegio absoluto alejado de la perturbación”, afirma en entrevista con Excélsior el investigador y curador Cuauhtémoc Medina, quien decidió hacer su tesis de licenciatura en Historia por la UNAM sobre este proyecto, al que considera “uno de los más polémicos y menos conocidos” del artista plástico tapatío.

En realidad, trató de acabar con la noción de un universo teológico. Él quería matar a Dios, por decirlo de alguna manera”, comenta quien rehizo aquel trabajo académico para dar vida al libro Olinka. La ciudad ideal del Dr. Atl (El Colegio Nacional), que se presentará el miércoles en el Museo Nacional de Antropología.

El doctor en Historia del Arte por la Universidad de Essex agrega que el volumen —que reproduce los documentos relativos a la construcción de Olinka, con notas, bocetos y planos, algunos inéditos— relata la historia de un proyecto frustrado, de un fracaso. “Es la crónica de una ciudad que no se alzó más allá de la tinta sobre el papel. Aquí se reconstruyen los avatares de la urbe y su creador de 1911 a 1963 y se analizan diversas facetas poco exploradas del Dr. Atl”, explica.

Fue una quimera que llamó la atención de muy pocos y que hoy día sólo se recuerda como una más de las extravagancias de un hombre pintoresco. Fue una empresa que se frustró una y otra vez ante las burocracias y el frecuente desdén de su propio creador”, añade.

El integrante del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM cuenta que el famoso vulcanólogo soñó con edificar Olinka desde 1912, como consta en una carta que escribió a su amigo Fernando Gamboa, entonces ministro del gobierno mexicano en Bélgica y los Países Bajos. “Pero sólo volvió a él, muy insistentemente y con una tenacidad extraña, durante sus últimos 12 años de vida”.

Medina considera que Olinka “es uno de los ejemplos más claros de lo que podía producir la soberbia de los intelectuales. Era y es un sueño que en muchos aspectos encuentro lamentable. De haberse edificado, hubiera sido un infierno cómico e insufrible”.

Dice que el Dr. Atl desarrolla el argumento de que los artistas deben gobernar el mundo. “Por ese lado, se trenza de una forma sorprendente con los motivos que lo llevaron a hacer propaganda en favor de la Alemania nazi y de Hitler. Plantea una idea que, en lugar de entender la complejidad que implica operar esta ciudad en el mundo político real, quiere generar un espacio de privilegio absoluto. Sin ninguna noción de qué lugar tienen los otros”.

El curador en jefe del Museo Universitario de Arte Contemporáneo de la UNAM piensa que hay algo deliberadamente falso en la idea de que la cultura se pronuncie en esos términos. “Y, por otra parte, supongo que muchos de sus contemporáneos ni siquiera imaginaron que ese fuera su destino”, añade.

Aclara que Murillo no fue el único en tener este tipo de ideas. “Diego Rivera también trató de diseñar una Ciudad de las Artes en lo que ahora es el Museo Anahuacalli. Los terrenos de alrededor estaban destinados a edificios de otro tipo. Pero, con una diferencia radical, él buscaba construir un centro de la cultura amerindia”.

 

REVALORARLO COMO PINTOR

Olinka. La ciudad ideal del Dr. Atl es el resultado de una larga investigación de Medina, quien, además de indagar en diversos archivos y otras fuentes documentales, entrevistó a Antonio Luna Arroyo, biógrafo de Murillo, y a Jacobo Königsberg, el arquitecto con el que Murillo intentó dar forma al proyecto.

Pero señala que todo quedó en el papel. “No hay evidencia de que haya empezado a construir nada. Hay correspondencia que indica que intentó hacerla en una decena de lugares. Todos eran sitios que le resultaban extraordinarios en relación con el paisaje o a su contenido histórico-cultural. Desde Teotihuacán a las Lagunas de Montebello (Chiapas), desde las barrancas de Guadalajara al doble cráter del volcán de la Caldera, en Iztapalapa. Buscaba crear un lugar
excepcional en el paisaje”.

Sobre qué representó esta “obra imaginaria” del Dr. Atl en relación con la totalidad de su creación, Medina dice que varios de sus temas se pueden “atar” a esta ciudad.

Olinka permite reevaluar la forma en que sus paisajes, sobre todo los hechos en los años 20, contenían una serie de energías luminosas que irradiaban de la materia; explica el por qué de su muy desafortunado rol como propagandista nazi y echa luz sobre la especie de organizador público que fue”, apunta.

El primer curador asociado de arte latinoamericano en las colecciones de la Tate Modern destaca que con este libro busca “revaluar el lugar de Atl como una especie de gestor moderno, añadir una cuota de complejidad a la historia cultural del país, sacar a un personaje tan importante del temario de lo nacional y establecer la visión especial que tuvo el proyecto moderno en México”.

Tras su inmersión en el mundo del Dr. Atl, Medina admite que descubrió varias vetas para investigar. “Mi línea de estudio ya es distinta, pero alguien más puede repensar su pintura en un marco más amplio. Tenemos exposiciones, biografías; pero no un estudio sobre el Atl pintor, que sea suficientemente ambicioso. No hay ensayos avanzados de la naturaleza de su trabajo. Merece una revaluación como pintor”, concluye.

Olinka. La ciudad ideal del Dr. Atl se presenta el próximo miércoles, 19:00 horas, en el Museo Nacional de Antropología (Paseo de la Reforma y Gandhi), con los comentarios de Fernanda Canales y Antonio Saborit.

https://www.excelsior.com.mx/expresiones/la-utopia-derrumbada-del-dr-atl/1302174

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Read 78 times Last modified on Lunes, 18 Marzo 2019 17:16
MesaRevuelta.com.mx