Domingo, 03 Septiembre 2017 00:00

Benjamín barajas crea flechas envenenadas

Trabaja en un nuevo libro sobre este género breve que 'no cuenta historias, no da respuestas ni soluciones, sólo siembra la duda'; se llamará 'Disecciones', 'estoy destazando a quien se me atraviesa'

 

FUENTES:EXCELSIOR.COM.MX

CIUDAD DE MÉXICO. 

La corrupción, “que está en todos los estratos y niveles sociales”, es el principal tema que quiere denunciar con humor y sin piedad el escritor Benjamín Barajas (1965) a través del aforismo, ese género al que define como “una herida con flecha envenenada”.

El poeta y ensayista afirma que la corrupción se encuentra desde el viene-viene, “que es el rey en un cuadrito donde él manda y si no pagas destruye tu carro”, hasta las más altas esferas. “Y, en especial, denunciar la corrupción de los escritores, de los funcionarios culturales, de los poetas, de los editores”.

El doctor en Letras por la UNAM lamenta que, cada vez más, una gran cantidad de escritores dependan del Estado o del magnate para existir. “Por eso cuestiono su vanagloria, su deseo de ser famosos, su deshonestidad”.

Sin embargo, aclara en entrevista, en esta denuncia de la corrupción “no hay que excluirnos a nosotros mismos, porque si lo hacemos nos volvemos moralistas. La virtud del aforista es que él mismo debe ser objeto de la crítica”.

El catedrático de la FES Acatlán explica que su línea es criticar “la tremenda mojigatería que tenemos en México. Me gusta denunciar la fealdad; pero no la física, no soy un decadentista, sino la fealdad emocional, que es inherente a todos. Soy un pesimista activo”.

El autor de varios libros de aforismos comenta que llegó a esta conclusión tras revisar el trabajo creativo que ha realizado en este género desde hace más de una década, del cual realizó la selección personal que ahora se publica en “La sonrisa de Proteo” (Secretaría de Cultura de Michoacán), que se presenta el martes 5 de septiembre en la Casa del Poeta.

“Para mí, la trivia es poesía lírica, ensayo y aforismo, en ese ámbito me muevo”, agrega el también editor, quien destaca que en este volumen integró el libro inédito “La risa del alebrije”.

“Siempre ha habido como un distanciamiento entre el pensar y el sentir. Desde los clásicos, especialmente Platón, se reserva a los filósofos el pensamiento, y a los poetas la emoción. Yo creo que pensamiento y emoción sí aparecen juntos. El aforismo hace una síntesis de ambos”, señala.

Dice que le gusta el aforismo porque “es una afirmación categórica, contundente, como una flecha que se dispara y da en el blanco, hiere sin matar. El aforismo destruye, pero no está obligado a construir nada. Surge del escepticismo, de la duda, del cuestionamiento. Está muy cercano al desencanto. Es un estar siempre inconforme”.

El autor de títulos de aforismos como “Microensayos” (2014), “Pasión encerrada” (2007), “Breves autopsias” (2013) y “Jardín minado” (2015), entre otros, resalta el humor que permea este género. “Es uno de sus elementos fundamentales. El humor sirve para desestructurar la realidad, la solemnidad falsa. El aforismo llega a ser sarcástico y está atravesado por la ironía. Nos sirve para combatir las costumbres sociales”.

Barajas trabaja en un nuevo libro sobre este género breve que “no cuenta historias, no da respuestas ni soluciones, sólo siembra la duda”. Se llamará “Disecciones”, “estoy destazando a quien se me atraviesa”, y pretende publicarlo el próximo año.

http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2017/09/01/1185618

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Read 47 times
MesaRevuelta.com.mx